22 enero 2008

DESOLACIÓN EN TOCOPILLA

Jamás pensé que me uniera tanto a Tocopilla... gracias a mi Pooh que casi se crió en esas tierras, que vivía sus vacaciones jugando con sus primos, que corría por la casa, llenaban cada espacio con sus risas mientras su abuelita preparaba los mejores almuerzos para sus nietos, preparaba bandejas de huevos para cuando sus regalones llegaran de la playa, cuando inflaban las cámaras para ir a jugar, nadar, correr, en las extensas playas de Tocopilla, toda una vida en esas tierras, sobre todo dentro de las paredes de su casa. Ahora todo es diferente cuando ingresamos a Tocopilla observamos las cientas de mediaguas en la falda de un cerro esperando que lleguen sus moradores.

Vi en la cara de mi Pooh esa expresión de tristeza, de choque con la realidad, mientras más nos adentrábamos en el pueblo más desolador se veía todo; casas aún en el suelo, mediaguas hasta en las plazas, mediaguas en los pasos de peatones, mediaguas frente a las casas caidas, mediaguas en la playa... algo realmente impactante, muchas personas estan establecidas en las mediaguas, otras aún se resisten a abandonar las paredes de toda una vida, pero ya les queda poco, en cualquier momento las van a demoler.

Así llegamos a la casa; un fierro afirmando la fachada, una huincha de "no pasar" una leyenda que decía inhabitable, pero que alguien se había dado el tiempo para borrar el IN y quedó como HABITABLE.

Mi amado pooh rompió en el llanto y abrazó a su madre que como toda Tocopillana, muy valiente y jugada, el día después del terremoto se fue a sus tierras a ver a sus familiares y su legendaria casa, hasta el día de hoy está allá... Luego de enterarnos de los detalles del terremoto, como estaban sus familiares, amigos de infancia, vecinos... tratamos de olvidarnos que la casa estaba casi en el suelo, literalmente hablando.

Ahora solo queda esperar que demuelan la casa y que mi suegra y sus hermanos habiten las mediaguas dadas por el gobierno, creo que este paso va a ser el más duro para todos, por que más que lo material están los recuerdos, que siempre creemos que estarán ahí más vivo con las paredes y lugares de siempre, pero en este caso va a ser un duelo enorme sin paredes ni recuerdos vivientes.

A mi Pooh y su familia les regalo toda la fuerza del mundo, que se apoyen en Dios para aceptar este cambio tan grande.

Te amo mucho.

28 comentarios:

Marce Mercado dijo...

Oiga, Bettitta...qué fuerte...
y la felicito por su notable reporte !!!

si parece que las cosas no xisten si no salen en la tele. tocopilla estuvo de moda un mes y luego el mundo pareció olvidarlo de nuevo !!!

Mira, yo te ofrezco que hagamos algo...no sé...campaña pa' cuando entren al Colegio...algo ...hay que hacer algo...hay que devolver esperanza !!!

TQM, linda

Marce

kiantei dijo...

aún teniendo las paredes agrietadas, los techos amenazando su desplome y el polvo y la tierra consumiendo la vida los recuerdos jamás se van a resquebrajar amiga mía, los colores, los aromas, la construcción de una vida entre el calor de cuatro paredes quedan de todos modos sujetos al alma, tan sujetos que ningún temblor podrá jamás desplomarlos...
No se va una historia en su derrumbe, no se van los años, no se va la vida pues todo queda guardado en el archivo de los sueños y la nostalgia.
Fuerza al Oso de todos modos, aún así se sucumbe a la pena.

LA MARSUPIAL dijo...

Pucha Betita, que atroz, que angustiosa situación, ver cómo tu casota queda inhabitable... Un abrazo fuerte para ti, de oso polaroid..

ALEJANDRO MUÑOZ ESCUDERO dijo...

Querida amiga ... no existen palabras para expresar el sentimiento que me provoca tanta desolación y tanta pérdida.

En Marzo de 1985 me uní a un movimiento de la Onemi para llevar agua y apoyo a Melipilla y San Antonio, unas de las zonas mas afectadas por el horroroso terremoto que afectó a medio Chile ese 3 de Marzo.

Por tanto puedo dar fe de las calamidades que puede provocar en las familias un desastre como el de Tocopilla.

Sólo me atrevo a agregar que así como tú y yo lo hicimos ... todos deben hacer algo concreto por los seres que han sido afectados por tan desgraciado castigo.

Un abrazo a la distancia y que Dios te bendiga,

Alejandro

Rikardo dijo...

hola betita:
me conmovió tu relato sobre lo que acontece en el norte y especialmente a personas cercanas a ti, es de esperar que de a poco con el esfuerzo de todo chileno se reconstruya .....
un abrazo a la distancia

rikardo

Héctor Ojeda dijo...

Que fuerte, debe ser como ver ese pasado lleno de raíces en el suelo, toda mi solidaridad para esa gente sencilla y esforzada.

un abrazo.

Héctor.

fuerza dijo...

Pucha que mala onda Bet, que mal eso que cuentas, que mal debe sentirse tu pareja.
Que terrible que Chile sea una nación de movimientos telúricos frecuentes, que susto.

Espero que todo salga bien y que la familia se sobreponga a este dolor.

Recibe todo mi apoyo emocional para ti y tu ahora familia.

princess olie dijo...

Betita:

Has logrado expresar muy bien
el drama que se vive,
aún,
en Tocopilla,
es triste ver cómo cambia todo
de un momento a otro
y más cuando ese cambio
nos parte el corazón.

Siempre me he preguntado
por qué
no se aceleraron las demoliciones,
si en su momento hubo tanta,
pero tanta gente,
yendo y viniendo
entre Antofagasta-Tocopilla
y viceversa,
pero cuando recuerdo
que a una semana del terremoto
no se había llevado
ni un solo payloder
sobran las inquietudes.

Ha faltado voluntad y decisión
no de los tocopillanos
sino de quienes deben decidir.

Yo hubiera sugerido,
así, modestamente,
que se derribaran las casas
en el más breve plazo
para que las mediaguas se erigieran
en los mismos predios
donde otrora estaban
las edificaciones.

Hasta parece una paradoja
o una señal reconciliadora
que haya sido el Ejército
quien instaló hospital de campaña,
trazó deslindes
y puso las casas prefabricadas,
mientras quienes una vez
gritaron a los cuatro vientos
que la ayuda sería efectiva,
ahora, de Tocopilla,
sólo guardan la nostalgia
por los viáticos.

Muy bueno el post
y las fotos:
sigue remeciendo las conciencias.

Cariños de esta tierra,

Marce dijo...

Que pena todo lo que ha tenido que pasar ese pueblo y la familia de tú pooh pero me alegra mucho que él tenga una persona tan maravillosa como tú que lo apoya y quiere incondicionalmente.
un abrazo

Ani dijo...

Que fuerte y desolador debe ser la experiencia.
Al parecer ya se olvidaron de Tocopilla, lástima. Ya que aún queda mucho por hacer.

Fuerza y un abrazo para ti y tu Pooh..

Cariños!

Piquillo dijo...

Beti:
por esas razones de la vida, me conseguí GIGAS de imágenes de la catastrofe del Terremoto en Tocopilla. Si tu marido las quiere puedo compartirlas.

Apenas tenga un tiempo levantaré un tema sobre el drama de Tocopilla.



Un Abrazo a Uds. y aún tengo RABIA y MALA ONDA... porque nunca más se acordaron de los Chilenos de la ciudad Puerto de Tocopilla que siguen viviendo en condiciones super complejas.....

Piquillo dijo...

piquillo_smith@hotmail.com

por si necesitas de las fotos.

♦♦♦sol☼de☼soles♦♦♦ dijo...

Te saludo con enorme gusto...Me solidarizo con esta situación, que
el camino a transitar esté lleno de recompensa y esperanza...He disfrutado mucho leer tus Posts anteriores, un lujo leerte...
Besoooooooos☼

FELIPE A . dijo...

ufff que fuerte deve ser ver eso en vivo y en directo , el terremoto no solo arraso con lo material sino tambien con lo sentimental ,los recuerdos, esos paisajes que jamas volberan aser igual , bueno , gracias por pasar por mi blog y saludos , bye

 kotto dijo...

uuuyy que triste debe ser ver tu casa asi.. muchos cariños para él... y ánimo pa' toda esa gente que sufrío con el terremoto...

Sergio Saavedra Rivera dijo...

A pesar de que las casas se pueden reconstruir, lo que más duele son todos los recuerdos que estaban "impregnados" en esas paredes que ya no estarán... Eso debe ser lo más dificil de todo eso. Pero, la vida sigue ahí en Tocopilla, ahí esta mi hermano y su inmensa "prole", con quienes hablé a las horas del terremoto, ahí está la gente, que finalmente, saldrá adelante a pesar del dolor, a pesar de todo...

Negrita dijo...

Que dolorosa experiencia ver como volver a la infancia se vuelve triste con toda la tierra amada azotada por la desgracia..
Además de la rabia e impotencia al ver que no hay ayuda ni preocupación por parte de los que "nos gobiernan y sirven a todos", lamentablemente amiga... no es Santiago, esa es la cruda realidad, lo mismo ha pasado por estas tierras cuando las inundaciones o catástrofes nos llegan..
Fuerza para Pooh y toda su familia...

Carola

pd: sé que puede sonar a consuelo de tontos, pero es muy cierto eso de que los recuerdos no son cosas, los recuerdos se llevan en la memoria y el corazón.. y esos no se derrumban así de fácil.
TQM

INSECTARIO dijo...

Tocopilla es una ciudad de gente luchadora, recuerdo los trabajos voluntarios en los 80's en los que pude comprobar que son gente muy cariñosa, que desde su vida esforzada y hasta sacrficada, podían transformar esas semanas de "trabajo" en las mejores vacaciones, tomando té con "pan pelao" en el patio de alguna población...

Lo que me preocupa es que hay varias voces que se levantan denunciando que las soluciones que se están dando son pan para hoy, hambre para mañana, que se está construyendo en lugares que de venr otro sismo igual (NDQ) tendría lamentables consecuencias

La MArce tiene razón, mientras quienes gobiernan toman las decisiones (y no los ciudadanos paradojalmente)debemos hacer algo al respecto, Conozco a un grupo de gente que llevó pan, otros materiales de construcción, otros alegría,¿qué te parece que nos indiques pa qué somos buenas?

Un abrazo, Bettita y muy buen reporte, el gráfico y el sentmental...

Agatho dijo...

No me habia dado cuenta d elas consecuencias de aquellla trajedia... Quizas porque me siento desconectado de ellas o evito verlas o saber de ellas.... Tocopilla, poco me acuerdo de ella la verdad. Mis padres dicen que ibamos cuando era niño. Pues soy de la Segunda region.... Saludos

Carlitos dijo...

buuuuuuuuu betty q lata todo!!!

yo venía con tantas ganas de leerte luego de tanto tiempo alejado de la blogosfera y me encontré con esto, me dio mucho pena... debe ser horrible ver como un lugar donde viviste está cayéndose....


q puedo decir? sólo fuerza y fe.

Mini2008... dijo...

al menos tu pooh está lleno de maravillosos recuerdos, ni siquiera un terremoto podrá hacer que olvide todo lo que vivió en esas tierras, todo lo material se recupera, lo principal son las vidas, pues eso no es recuperable... cariños mil bettita, disfruta tus días con tu amado pooh y sean inmensamente felices ahhh y recuerda, practica practica ajajajajjajajajjaj besitos

Pablo dijo...

Yo estuve el año pasado en Tocopilla, y me pareció una ciudad linda, aunque impresiona también la pobreza, ahora veo las imágenes después del terremoto e impresiona cómo quedó todo, las casa en el suelo, pero la belleza de su gente pienso que sigue allí. Saludos y gracias por tu visita a mi blog.

markin dijo...

Quedará todo en el baúl del recuerdo, aflorará cuando se añore, cuando nuestra vista vea rasgos de nuestro crecimiento en otros seres (hijos).

Un cambios forzado.

Es tiempo de volver a empezar.

Chau.

escorpiona dijo...

La naturaleza y sus imponderables, no hay que olvidarse de lo que sucedió en Tocopilla, eso sería el peor pago para todas esas personas...

Saludos

Chau

Rikardo dijo...

hola betita :

pasaba a dejarte mis saludos, en tu periodo de vacaciones......
cariños

rikardo

Victoria Lantter dijo...

Vengo medio tarde, pero llego.
Algo me han contado, gente que fue a ver el dolor de Tocopilla. La naturaleza dió un golpe duro, no son sólo casas, son historias que se llenan de grietas.
Espero que las circunstancias vuelvan a dar vida a este pueblo lleno de huellas.
Lo espero con muchas ganas.

Victoria Lantter dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rikardo dijo...

hola betita

pasaba a dejarte mis saludos y que tu ausencia sea por esas merecidas vacaciones que tienes, y que lelgues con todas las ganas a empezar un nuevo año escolar

cariños

rikardo